Movil: 661 531 890

9 maneras para mantener fresco tu ordenador

Tu ordenador contiene una gran cantidad de piezas, casi todas generan calor, cuando el ordenador está encendido. Algunas partes, como la CPU y la tarjeta gráfica, pueden ponerse tan calientes que podías cocinar en ellas.

Pero en un equipo configurado correctamente, la mayor parte de este calor se mueve fuera de la carcasa del ordenador por varios ventiladores. Si el equipo no está eliminando el aire caliente lo suficientemente rápido, la temperatura puede llegar a ser tan caliente que corres el riesgo de tener serios daños en tu ordenador. Por lo tanto, mantener tu ordenador fresco debe ser una prioridad.

A continuación, te presentamos nueve soluciones de refrigeración para tu ordenador. Muchas de ellas son gratis o baratas por lo que no hay realmente ninguna excusa para dejar que el ordenador se sobrecaliente.

Formas para mantener un ordenador fresco

1- Permitir el flujo de aire

La cosa más fácil que puedes hacer para ayudar a mantener fresco tu ordenador es darle un poco de espacio, eliminando los obstáculos que impiden un correcto flujo de aire.

Asegúrate de que no haya nada a los lados del ordenador, especialmente atrás. La mayor parte del aire caliente fluye hacia fuera del extremo posterior de la carcasa del ordenador. No debe haber nada por lo menos de 2 a 3 pulgadas en ambos lados y la parte posterior debe estar completamente abierta y sin obstrucciones.

2- Ejecutar el ordenador con la carcasa cerrada

Una “leyenda urbana” acerca del enfriamiento de la ordenador es que si el ordenador funciona con la carcasa abierta se mantendrá fresca. Parece lógico, pero no es así ya que si la carcasa está abierta, no habrá más flujo de aire que ayude a mantener fresco los componentes del ordenador.

Además, cuando la carcasa se deja abierta el polvo obstruye los ventiladores de enfriamiento más rápido que cuando está cerrada. Esto hace que los ventiladores disminuyan la velocidad. Un ventilador obstruido hace un trabajo pésimo al enfriamiento de los componentes del equipo.

Es cierto que el funcionamiento de tu ordenador con la carcasa abierta podría proporcionar un beneficio pequeño en un primer momento, pero el aumento en la exposición del ventilador a los desechos tiene un impacto mucho mayor en la temperatura.

3- Limpia el equipo

Los ventiladores internos del equipo están ahí para mantenerlos fresco. ¿Sabes que lo que retrasa un ventilador luego con el tiempo hace que se detenga? La suciedad en forma de polvo, pelos de animales, etc. Todo esto o una gran parte de ella se queda atascada en los ventiladores.

Una de las maneras más eficaces para refrescar tu ordenador es la limpieza de los ventiladores internos. Hay un ventilador en la parte superior del ordenador, uno dentro de la fuente de alimentación, y por lo general uno o más en la parte frontal y / o posterior de la caja.

Te recomiendo utilizar aire comprimido para eliminar la suciedad de cada ventilador de forma completa.

4- Mover el equipo

Si el área en que se encuentra el equipo es demasiado caliente o demasiado sucia, a veces, su única opción es mover el equipo a una zona más fresca y limpia.

Importante: Si mueves el ordenador y no tienes cuidado, puedes causar daños en las partes sensibles del interior, asegúrate de desenchufar todo, no lleves demasiadas cosas a la vez, y ponlo con mucho cuidado. Tu principal preocupación será el CPU del ordenador que contiene todas las piezas importantes, como la unidad de disco duro, placa base, etc.

5- Actualizar el ventilador de la CPU

El CPU es probablemente la parte más sensible del equipo. Y también cuenta con el mayor potencial de sobrecalentamiento.

Muchas empresas venden ventiladores grandes para CPU que ayudan a mantener la temperatura de la CPU más fresca que un ventilador ya instalado.

6- Instalar una caja de ventilación

Una caja de ventilación es sólo un pequeño ventilador que se conecta en la parte delantera o la parte posterior de la CPU, desde el interior.

Puedes incluso instalarle dos ventiladores, uno para entre aire fresco al ordenador y otra para expulsar hacia afuera el aire caliente, es una gran manera para mantener un equipo fresco.

7- Reemplazar la fuente de alimentación

La fuente de alimentación de tu ordenador tiene un gran ventilador incorporado. Este ventilador es la única manera de que el aire caliente que se crea dentro de su ordenador pueda ser expulsado. El equipo puede calentarse rápidamente si este ventilador no funciona.

Por lo tanto si este ventilador ya no funciona, tendrás que reemplazar la fuente de alimentación completamente.

8- Instalar ventiladores en componentes específicos

Es cierto que la CPU es probablemente, el mayor generador de calor de tu ordenador, pero casi la mayoría de componentes también generan calor. Por lo tanto si te das cuenta que la memoria, tarjeta gráfica, o algún otro componente crea una gran cantidad de calor, puedes instalarle un ventilador para dicho componente.

9- Instalar un kit de refrigeración por agua

En los ordenadores de gama alta, la acumulación de calor puede convertirse en un problema tal que incluso los ventiladores más rápidos y eficientes no pueden enfriar el ordenador. En estos casos, la instalación de un kit de refrigeración líquida puede ayudar. El agua transfiere bien el calor y puede reducir drásticamente la temperatura del ordenador.

Pero ¿hay agua dentro de un ordenador? No te preocupes, el agua está completamente encerrado en el interior del sistema de transferencia. Una bomba envía cierta cantidad de agua para enfríar al ordenador, este líquido es capaz de absorber el calor y luego se bombea el agua caliente de tu equipo para que el calor pueda disiparse.

Modificado por última vez en Domingo, 25 Febrero 2018 01:26
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

volver arriba

Contáctenos

Informático Center
Calle Hernani, 13, Local 94-97
28020 Madrid

 

  • 620 679 252
  • info@miwebmadrid.es
  • Madrid, España

Ubicación